Diderot! arte y acciones artísticas

Teléfono
+34 615 567 243
Correo-e
box@diderot.info
ca
es

BETA

The Crown Fountain

Obras

Ficha de la obra The Crown Fountain

imatge de The Crown Fountain
The Crown Fountain 2004

Comentario de la obra The Crown Fountain

“Es mi obra más física”, afirma su autor. Indudablemente la Crown Fountain es una obra contundente: dos torres de 16 metros de altura separadas por un estanque –hecho a base de granito negro- de 70 x 14 metros. De las dos torres –construidas con bloques de vidrio transparentes y con una pantalla de ledes en el interior- aparecen cerca de un millar de rostros pertenecientes a personas que viven en la misma ciudad. De vez en cuando, de sus bocas, brota un chorro de agua, en lo que vendría a ser una versión contemporánea de las gárgolas medievales. Esta combinación de materiales hace que cuando llega el invierno en Chicago y el agua deja de brotar (las bajísimas temperaturas de allí imposibilitan su funcionamiento), la fuente no se quede estática y continúe emanando movimiento.

Pero cuando Plensa habla que esta obra es muy “física”, no se refiere al volumen o a la escala, ni tampoco a los materiales, que para él son meros transmisores. Se refiere a la interactuación, al contacto, a la relación de los ciudadanos con la obra. La Crown Fountain es una fuente para el pueblo y del pueblo. De hecho, las personas retratadas no son divinidades, ni militares heroicos. Son habitantes de Chicago, los verdaderos protagonistas de la obra, puesto que son los que salen, pero también los que la habitan. Plensa no quería hacer una fuente para que la mirasemos embobados, pasivamente: quería una fuente más propia del siglo XXI, que la gente la viviera y le apeteciese quedar junto a ella para hablar. Porque este es el gran tema de la obra: la comunicación, inscrita en la obsesión general y persistente de Plensa por las dualidades. En esta obra, por ejemplo, nos encontramos con una de evidente (las torres protagonistas), otras de secundarias (el contraste del agua versus el impenetrable granito negro) y otras de cariz esencialista, como la propia comunicación. A Plensa, además, siempre le ha fascinado el espacio que se crea entremedio de dos personas que hablan: con la Crown Fountain nos anima a penetrar en él y que, ya sea por emulación o estimulación, establezcamos un vínculo con la persona que tengamos más cerca. Los primeros que lo entendieron así fueron los niños de Chicago, que desde el momento que se inauguró la obra se lanzaron a a chapotear, a reír, a pasárselo bien. Una maravilla.

Ubicada en el chaflán de la Michigan Avenue con el Art Institute of Chicago, la obra se suma al rico patrimonio escultórico al aire libre con el que cuenta esta ciudad, gracias a una activa política de mecenazgo que ha permitido que los ciudadanos de Chicago disfruten de esculturas de Picasso, Miró, Dubuffet y muchos otros (precisamente fue la familia Crown, la que da nombre a la fuente, quién hizo la donación principal que permitió construir la obra).

En noviembre de 2006 se quiso añadir un tercer, silente e invisible interlocutor, a la conversación: las cámaras de vigilancia que las autoridades decidieron colocar en lo alto de las torres. La oposición ciudadana y del mismo artista (a quien no se le había consultado el añadido) provocaron su inmediata retirada.

- Miquel-Àngel Codes Luna

Datos de la obra The Crown Fountain

Autor
Jaume PLENSA (Barcelona, 1955)
Título
The Crown Fountain
Datación
2004
Medidas
1.600 x 1.400 x 7.000 cm
Materiales
acero, agua, madera, granito, luz, pantallas de ledes, vidrio
Ubicación
Millennium Park (Chicago)

Vídeo de l'obra

(c) CANTV. "Jaume Plensa's Crown Fountain in Millennium Park" [english]

Comparte

Comparte en Facebook
Tuitea

Este sitio web emplea cookies propias y de terceros para su navegación y personalización (puedes leer sobre nuestra política de cookies aquí). Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas su uso. Puedes cerrar este mensaje clicando en la galleta.