Diderot! arte y acciones artísticas

Teléfono
+34 615 567 243
Correo-e
box@diderot.info
ca
es

BETA

óleo La càrrega

Obras

Ficha de la obra La càrrega

imatge de La càrrega
La càrrega 1899

Comentario de la obra La càrrega

Nunca había pintado un cuadro de aquellas dimensiones: rellenaría una tela de casi cinco metros de anchura y la presentaría al mejor escaparate del mundo, la Exposición Universal de París de 1900. Para que la gente se quedara todavía más boquiabierta, elegiría un tema del todo contemporáneo e impactante: la carga de la Guardia Civil contra los manifestantes de una huelga. ¿Cuál? Da igual, porque el cuadro las representaría a todas; de hecho, siempre funcionan igual: unos que corren por un lado reclamando cosas y otros que los persiguen para golpearlos, para mandarlos "al orden". El cuadro era ambicioso y requería tiempo. Aquel verano, el de 1899, Casas no iría a Sant Benet con la familia: se quedaría en Barcelona haciendo bocetos y yendo diariamente al cuartel del cuerpo militar para tomar notas.

La composición iba avanzando, pero Casas había asumido que el cuadro no iría a París: la logística de enviar una obra tan grande era bastante complicada, el jurado español no la veía con buenos ojos y, por si fuera poco, un malentendido con las fechas del plazo de entrega del cuadro convirtió su participación en algo totalmente imposible. Pese a todo, Casas decidió seguir adelante con el cuadro utilizando un recurso muy efectista: situar un enorme vacío en primer término para que los espectadores –nosotros- y los huelguistas –los que corren dentro del cuadro- compartieran el mismo espacio. Con este truco (y unos cuántos más), Casas aspiraba a que no nos distrajéramos en identificar (el espacio es irreal y los personajes también, a pesar de que se inspirara ligeramente en la plaza del Pla de Palau de Barcelona y que el modelo empleado para pintar el hombre tumbado bajo el caballo, fuera el Noi de Tona, un excéntrico versificador de la época); Casas quería simplemente que sintiéramos la escena... cómo también lucirse, maravillar al respetable. Ciertamente, la contundencia visual del tema escogido ya le certificaba la mitad del éxito; si a ésto, se le añade el enorme virtuosismo con el que Casas pintó las figuras protagonistas y los grupos en movimiento, el reconocimiento estaba asegurado, aparte de merecido. Para el pintor, quede claro, la denuncia social era lo de menos.

El cuadro fue finalmente a París, pero al Salon de la Société Nationale des Beaux Arts de 1903. Para darle una aura de más verismo, lo tituló Barcelona, 1902, inspirándose en la huelga que hubo en la ciudad durante el febrero de aquel año y que había tenido cierto eco internacional (también aprovechó para retocarlo). A la vuelta, el cuadro aumentó su popularidad, a la que contribuyó La Tribuna cuando repartió entre sus subscriptores una reproducción del cuadro. Parece ser que al gobernador militar de Tarragona no le gustó, por lo que prohibió su distribución e hizo arrestar el corresponsal de esta publicación (un ejemplo histórico más con el que se demuestra que la famosa “ley mordaza”, que entró en vigor en España el primero de julio de 2015, no es un invento de ahora).

El año siguiente, la obra se presentó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid, donde ganó la Primera Medalla. Allá se quedó hasta que el escultor olotense Miquel Blay usó sus influencias en la capital para convencer a las autoridades que cedieran el cuadro al museo de su ciudad natal. No opusieron mucha resistencia: un cuadro de guardias civiles reprimiendo una manifestación, más bien estorbaba. Esto pasó en 1919 y el cuadro todavía está allí, en Olot, a pesar de los repetidos intentos de repescarlo –con los años, los criterios de exposición cambian- por parte del Museo del Prado de Madrid.

- Miquel-Àngel Codes Luna

Datos de la obra La càrrega

Autor
Ramon CASAS (Barcelona, 1866 - 1932)
Título
La càrrega
Datación
1899
Medidas
298 x 470 cm
Técnica
óleo
Soporte
tela
Ubicación
Museu de la Garrotxa (Olot)

Vídeo de l'obra

© TV3. "Odissees", 2015 [en catalán]

Comparte

Comparte en Facebook
Tuitea

Este sitio web emplea cookies propias y de terceros para su navegación y personalización (puedes leer sobre nuestra política de cookies aquí). Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas su uso. Puedes cerrar este mensaje clicando en la galleta.